…en la fabrica de madres sustitutas de la India.

Narraciones íntimas trazan las aspiraciones y los temores del contratador  y las mujeres que alquilan sus vientres como madres sustitutas. Hacer bebés a cambio de dinero es un gran negocio en la India. La clínica Ananksha es la “productora” más grande de bebes para clientes, a menudo extranjeros, que no pueden concebir por sí mismos. Para las mujeres que quedan embarazadas esta demanda es una manera de escapar de la pobreza, pero es  profundamente traumático. Un relato sensible pero poderoso que expone los obstáculos emocionales que comporta romper las leyes de la madre naturaleza.